top of page
NEW LAND THEATRICALS logo 2.png
NEW LAND THEATRICALS es una organización sin fines de lucro que promueve los valores de diversidad, inclusión y reinvención implícitos en el 'mestizaje' de las Américas a través del desarrollo y producción de espectáculos teatrales de danza y musica de alto nivel y programas educativos, impulsando la idea de 'Panamericanismo Cultural'.

MESTIZAJE
 

Mezcla de culturas distintas, que da origen a una nueva*

* Diccionario de la Real Academia Española

Carolina y Roque 1.jpg

En el año 2000, Carolina Lizarraga y Roque García comenzaron a trabajar juntos en Venezuela en un proyecto teatral sobre lo que significa ser mestizo y el tesoro que ello esconde. Su pasión por la danza, la música y el teatro junto con el eclecticismo de su herencia cultural fueron los ingredientes de ambiciosas concepciones llenas de fusión y… sí, de cierta confusión fascinante, ¡porque de eso se trata el mestizaje!

 

2005 fue un punto de inflexión para ellos ya que el primer show de NLT, "Venezuela Viva", tuvo un impacto significativo y sin precedentes en el festival artístico más grande del mundo (el Edinburgh Festival Fringe), siendo uno de los diez shows más vendidos entre más de 2.000 espectáculos en 200 sedes.

 

En 2014 se mudaron a Nueva York por 5 años para consolidar su conocimiento de la industria del teatro comercial, construyendo una valiosa red tanto artística como institucional.

 

Hoy NEW LAND THEATRICALS tiene su sede en Miami, la capital multicultural de las Américas, y después de 20 años deleitando al público en países como Holanda, Alemania, Escocia, Suiza, Argentina, México, Estados Unidos de América, Inglaterra, Taiwán y Venezuela, se comprometen a seguir expandiendo un mensaje universal de reinvención humana, creatividad y esperanza.

Uslar Pietri foto.jpg
Arturo Uslar Pietri - Reflections about mestizaje
00:00 / 00:00

EL MESTIZAJE

Y EL NUEVO MUNDO

por Arturo Uslar Pietri

Desde el siglo XVIII, por lo menos, la preocupación dominante en la mente de los hispanoamericanos ha sido la de la propia identidad. Todos los que han dirigido su mirada, con alguna detención, al panorama de esos pueblos han coincidido, en alguna forma, en señalar ese rasgo. Se ha llegado a hablar de una angustia ontológica del criollo, buscándose a sí mismo sin tregua, entre contradictorias herencias y disímiles parentescos, a ratos sintiéndose desterrado en su propia tierra, a ratos actuando como conquistador de ella, con una fluida noción de que todo es posible y nada está dado de manera definitiva y probada.

Sucesiva y hasta simultáneamente muchos hombres representativos de la América de lengua castellana y portuguesa creyeron ingenuamente, o pretendieron, ser lo que obviamente no eran ni podían ser. Hubo la hora de creerse hidalgos de Castilla, como hubo más tarde la de imaginarse europeos en el exilio en lucha desigual contra la barbarie nativa. Hubo quienes trataron con todas las fuerzas de su alma de parecer franceses, ingleses, alemanes y americanos del norte. Hubo más tarde quienes se creyeron indígenas y se dieron a reivindicar la plenitud de una civilización aborigen irrevocablemente interrumpida por la Conquista, y no faltaron tampoco, en ciertas regiones, quienes se sintieron posesos de un alma negra y trataron de resucitar un pasado africano.

Culturalmente no eran europeos, ni mucho menos podían ser indios o africanos…  


*    *    *


…la América hispana es tal vez la única gran zona abierta en el mundo actual al proceso del mestizaje cultural creador. En lugar de mirar esa característica extraordinaria como una marca de atraso o de inferioridad, hay que considerarla como la más afortunada y favorable circunstancia para que se afirme y extienda la vocación de Nuevo Mundo que ha estado asociada desde el inicio al destino americano.

Es sobre la base de ese mestizaje fecundo y poderoso donde puede afirmarse la personalidad de la América hispana, su originalidad y su tarea creadora. Con todo lo que le llega del pasado y del presente, puede la América hispana definir un nuevo tiempo, un nuevo rumbo y un nuevo lenguaje para la expresión del hombre, sin forzar ni adulterar lo más constante y valioso de su ser colectivo, que es su aptitud para el mestizaje viviente y creador.

Está ella ahora abierta y lista para recibir y transformar en una gran tentativa de unidad y síntesis el presente vivo de sus múltiples herencias y para realizar, en la víspera del siglo XXI, una hazaña de renovación y renacimiento cultural similar al que en su tiempo hizo Roma o hizo Occidente.

Su vocación y su oportunidad es la de realizar la nueva etapa de mestizaje cultural que va a ser la de su hora en la historia de la cultura. Todo lo que se aparte de eso será desviar a la América Latina de su vía natural y negarle su destino manifiesto, que no es otro que el de realizar en plenitud la promesa de los Garcilaso, de los Bolívar, de los Darío, de los constructores de catedrales, para la obra de un Nuevo Mundo.

TODOS SOMOS MESTIZOS EN CIERTO GRADO

 

La Sociedad Estadounidense de Genética Humana afirma: La genética expone el concepto de "pureza racial" como científicamente sin sentido.

Logo%20ASHG_edited.png

La Sociedad Estadounidense de Genética Humana (ASHG), fundada en 1948, es la principal organización de miembros profesionales para especialistas en genética humana en todo el mundo. Con base en el valor de la diversidad genética y el conocimiento genético relacionado con la ascendencia y la diversidad genómica, la ASHG afirma lo siguiente:


- La genética demuestra que los seres humanos no se pueden dividir en subcategorías biológicamente distintas. Aunque existen claras correlaciones observables entre la variación en el genoma humano y cómo los individuos se identifican por raza, el estudio de la genética humana desafía el concepto tradicional de que las diferentes razas de humanos son biológicamente separadas y distintas. Esto está validado por muchas décadas de investigación.


- La mayor parte de la variación genética humana se distribuye como un gradiente, por lo que no se pueden asignar con precisión límites distintos entre grupos de población. Existe una superposición genética considerable entre los miembros de diferentes poblaciones. Tales patrones de variación del genoma se explican por patrones de migración y mezcla de diferentes poblaciones a lo largo de la historia humana. De esta manera, la genética expone el concepto de “pureza racial” como científicamente sin sentido.


- De ello se deduce que no puede haber un respaldo basado en la genética para afirmar que un grupo es superior a otro. Aunque la genética de una persona influye en sus características fenotípicas y la raza autoidentificada puede verse influida por la apariencia física, la raza en sí misma es una construcción social. Cualquier intento de usar la genética para clasificar poblaciones demuestra un malentendido fundamental de la genética.


- La última década ha visto el surgimiento de estrategias para evaluar la ascendencia genética de un individuo. Dichos análisis están proporcionando formas cada vez más precisas de ayudar a definir los orígenes ancestrales de los individuos y permiten nuevas formas de explorar y discutir los ancestros que nos llevan más allá de las definiciones contundentes de la raza autoidentificada.

 

 

 

 

 

bottom of page